Posteado por: JaD | 15 noviembre, 2011

Casa Valle Verde

28 de Octubre de 2011

Para mayor profundidad, escucha mientras me lees Ashia, de Austin TV.

Con especial dedicación a Francisco “Buher” Hermosillo, Liliana Ayala, Alfonso y Andrés Osornia (Los Cuates), Demetrio Aguilar, Orlando Cueto, Roberto “Ozter” Sánchez, Gerardo Castañeda, Jaime Coronado, Brandom Rojas, Alejandro “Jairo” y Rocío Leal, Rolando “Arbol” Martínez, Román de León, mis jefes de ÜGA Fashion Aracely Archivak y Jorge Fuentes, la familia Martínez (Alex “Pí”, Mayela, Angel, Perla, Ana, Alejandra y sus padres), a la familia Rojas (Hugo, Juany, Huguito, Denisse, Javi), Beatriz Salmerón, Doña Genoveva, la familia de Don Pedro y Doña Yola, la familia de Don Jorge y Doña Griselda (Tato, Checo y Jr.) y todos cuánto compartimos algo especial, por chiquito que fuera 🙂

 

Oh, pintoresco y hermoso primer cascarón… Me he dado cuenta que tu alma ha dejado la estructura que me refugió por 18 años, para seguirme en mis recuerdos… Entrando aquella vez por la puerta de madera me fijé en el hálito gris de fotografía vieja que bordea tus colores. Entré, y todo inmóvil sentía, como ver una de esas cosas que ponen en los baños… Ah! Sí, popurrí de hojas y maderas finamente pintadas, asfixiantes en olor, y más muertas que lo que depositamos en el inodoro. La falta de sala contrasta con el comedor cargado de papeles y cajas sobre muebles rústicos, y la poca luz enferma de la tarde ayuda a esa mortecina atmósfera… Aquella luz que entraba vibrante en todos sus fotones y serenaba mi alma, ahora me refleja en las paredes las venas y arterias de los cadáveres, con poca sustancia vital sin movimiento, aferrada y petrificada, como desvaneciéndose, como siendo reabsorbida en un intento por mantenerse viva, por ser otra vez un hogar; hogar que se fue a García.

 

Estoy ahora en un tronco hueco, podrido; bueno fuera que tuviera rastros de hongos, pero parece más un carrizo secándose de a poco y contra su voluntad, y una parte de mí se seca junto con él, dispuestos a ser polvo en mi cabeza, polvo que guardaré con eterno cariño, por quien fue mi amiga, guardiana, confidente y niñera. Gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: