Posteado por: JaD | 6 noviembre, 2013

Enganchados

Lo tengo en mente, más no sé cómo podríamos llamar a esto de ir en bicicleta o patineta por la ciudad y, para ahorrarte esfuerzo y tiempo (y por un divertido y compartido convenio entre conductores de vehículos motorizados y de tracción humana), te enganchas de la caja de alguna camioneta o de la manija de algún autobús y te trasladas sin gastar energías, gozando de un poco de adrenalina y velocidad extras. Lo llamo engancharse, o car-bike hooking.

ImagenQuisiera proponer algún código de conducta entre quien ofrece su coche y quien se engancha a uno desde su bicicleta; para evitar malos entendidos y maximizar la seguridad, la diversión y la eficiencia de esta práctica que algunos ciclistas urbanos medio extremos hemos apllicado alguna vez. Por si quedan dudas: no hay ley o reglamento alguno que lo prohíba, al menos no en México o que yo sepa. Si lo hay, estaría de lujo que nos lo hicieran saber.

  • Debe haber consentimiento mutuo y claro de querer engancharse al coche de alguien, ya sea dirigiéndose la palabra o con señas claras.
  • El vehículo debe estar en el carril más próximo a la acera; nada de agarrarse al coche del carril rápido y quedar enganchado entre otros coches en movimiento.
  • Quien conduce el auto debe ser prudente con su velocidad, con el frenado, con la distancia entre su vehículo, el ciclista enganchado y los autos estacionados, los peatones y otros obstáculos.
  • Debería haber cierta noción de a dónde se dirige cada uno, para saber cuánto tiempo se pasará uno enganchado o si el vehículo dará vuelta en otra dirección o decide cambiar de carril. Avisar con tiempo antes de cualquier cambio de ruta o si se quiere seguir enganchado o con alguien enganchado a tu auto.
  • Si no te sientes capaz de poder sujetarte al auto, tu bicicleta no está en óptimas condiciones, el clima es adverso, o tus fuerzas o habilidad no son suficientes, olvídate de engancharte. Igual si como conductor temes poner en riesgo al ciclista, más que darle un pequeño paseo, mejor niégale la oportunidad de engancharse (todo con cortesía y claro).
  • ¿Por qué no? Que los vehículos de los entusiastas incluyan una calcomanía en su parte trasera para indicar que son viables para que te enganches a ellos. Incluso, para los más extremos, instalar una agarradera bien firme y con reflejante para que el ciclista de turno se sujete y vámonos. Yo lo haría si tuviera coche.

    Aquí les dejo una idea de cómo podría ser una calcomanía de car-bile hooking. Es pésima, lo sé; si alguien se anima a hacerla mejor con gusto la publico aquí:
    Imagen
    ¿Has practicado car-bike hooking? ¿Qué opinas al respecto? Todo eso y más déjalo en comentarios; es muy interesante saber qué opinamos todos al respecto.

    Agregando: si quieres saber más sobre ciclismo urbano en Monterrey (rutas, reparación, consejos, avances y noticias sobre movilidad inclusiva en la ciudad, activismo, ecología y reuniones), lo puedes averiguar en la página de los amigos de Pueblo Bicicletero 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: